Otra vez, Plácido



Plácido sigue reinando en el mundo de la ópera, después de demostrar su amor por su país, con sus apariciones en lo momentos más decisivos de la selección española.

El tenor español Plácido Domingo, esta vez barítono en pos de su "Simon Boccanegra", ha deslumbrado al público dentro y fuera del Teatro Real de Madrid donde arrancó la ovación récord del coliseo madrileño con 25 minutos de aplausos.

Plácido Domingo batió el récord al más ovacionado. Deslumbró al público dentro y fuera del teatro español donde arrancó la ovación del coliseo madrileño con 25 minutos de aplausos.

Con el palco del Real ocupado por la Reina Sofía y con la ausencia sobre el escenario de Angela Gheorghiu, que fue sustituida a última hora por la albanesa Inva Mula, el tenor español cerró con broche de oro su representación subiendo al balcón a saludar a su público.




Plácido Domingo afirmó que "hay que gritar patria y hay que gritar amor" como dice su último éxito, Simón Boccanegra, de Giuseppe Verdi, canción con el que arrancó al público madrileño una ovación récord de 25 minutos.

Aproximadamente seis mil espectadores siguieron la ópera de Verdi a través de una pantalla de nueve por cinco metros.
Escrito por: Juanjo Dioses


La música es el corazón de la vida. Por ella habla el amor; sin ella no hay bien posible y con ella todo es hermoso.

0 comentarios :